Anuncio
Share

Latinos ponen su granito de arena en beneficio a comunidades desatendidas de Los Ángeles

Rocío Camacho, conocida como la Diosa de los Moles contribuye al evento.
(Selene Rivera)

Un festival de comida y vino, que tiene la finalidad de ayudar a las comunidades desatendidas, regresará este julio a Los Ángeles después de una pausa de dos años debido a la pandemia.

Las ganancias de East LA Meets Napa benefician los programas de la organización sin fines de lucro de AltaMed Health Services, para brindar más acceso a los servicios de salud, atención dental, servicios para personas mayores, salud conductual, así como servicios de VIH y programas de tutoría para adolescentes.

En esta semana no podemos dejar de hablar del coronavirus, la inflación y los conciertos

Para atraer a la comunidad, el evento resalta la riqueza de la cocina y las bodegas latinas a través de varios negocios que ofrecerán sus platillos especiales al público.

Uno de los negocios participantes es el de Rocío Camacho, apodada la diosa de los moles.

Anuncio

Camacho vino a Estados Unidos en 1987 con sus dos hijas pequeñas. Con experiencia en la cocina, la inmigrante trabajó en varios restaurantes de renombre del sur de California y se hizo conocida por sus 12 diferentes tipos de mole.

Acusan a la “migra” de liberar inmigrantes cuando estan a punto de morir

“Es un placer participar en este evento como inmigrante latina, pues no solo me enorgullece compartir lo que podemos ofrecer en la cuestión culinaria, sino también ayudamos a los mas necesitados”, dijo Camacho desde su restaurante Rocios Mexican Kitchen, en Bell Gardens.

La diosa ofrecerá las empanadas de flor de calabaza con una espuma de mole oaxaqueño, pollo y rajas poblanas.

“Invitamos a la comunidad a participar para beneficiar a los mas necesitados, y al mismo tiempo darles esperanza de que lograr el éxito en este país se puede”, dijo.

Al igual, el chef Oscar Pérez, de El Sol Agave, participa en el festival con aperitivos como la costilla de cordero con mole tradicional, chorizo y papas.

“Nos da gusto dar a conocer nuestros platillos y al mismo tiempo ayudar a la gente”, dijo Pérez.

“La importancia de este tipo de festivales es la unión que podemos hacer para ayudarnos los unos a otros”, dijo.

Zoila D. Escobar, vicepresidenta ejecutiva y directora administrativa de la Fundación AltaMed, dijo que el evento que espera cerca de mil participantes es crucial para alrededor del 20 por ciento de los pacientes atendidos por la organización, en los condados de Los Ángeles y Orange, que no tienen seguro.

“Nadie debería tener que renunciar a la atención médica porque no puede pagarla. Nuestra atención médica es un derecho humano básico y todas las ganancias financian servicios de salud para cualquier persona que los necesita”, dijo.

Como una organización que comenzó como la clínica East LA Barrio, AltaMed tiene raíces en el este de Los Ángeles desde su creación hace más de 50 años. Empezó con una clínica y ahora tiene 62 sitios.

El evento contará con otros aperitivos, platos principales, postres y degustación de vinos de 15 restaurantes; entre los chefs se destacan Oscar Pérez, Juan San Juan III y la Diosa de los Moles. Los otros 15 viticultores destacados que representan a la Asociación de Viticultores Mexicanos Americanos (MAVA) incluyen: Herencia del Valle, Encanto Vineyards y Honrama Cellars.

Boletos para East LA Meets Napa el viernes 29 de julio, 7-10 p.m. en L.A. Live cuestan $400 y saldrán a la venta el viernes 1 de julio, para comprar un boleto, comuníquese con: AltaMed Food And Wine Festival altamedfoodwine.org


Anuncio